Crema de cacao con avellana untable

martes, 20 de agosto de 2013




Prepara tu propia, y mucho más sana, versión de la deliciosa crema de cacao con avellana y úntala en una rebanada de pan o cómela a cucharadas








Ingredientes

•    (2 tazas)
•    1 taza de avellanas
•    340 gramos de chocolate con leche, picado
•    2 cucharadas de aceite de canola
•    3 cucharadas de azúcar glass
•    1 cucharada de cocoa en polvo
•    ½ cucharadita de extracto de vainilla
•    ¾ cucharadita de sal

Preparación

1. Precalienta el horno a 176ºC.

2. Acomoda las avellanas en una sola capa sobre una charola para hornear y tuéstalas en el horno durante aproximadamente 12 minutos, hasta que se hayan dorado un poco. Envuélvelas en una toalla de cocina y frota vigorosamente para quitar tanta piel como sea posible. Deja que se enfríen por completo.

3. Derrite el chocolate en una olla a baño maría o en el microondas. Revuelve hasta que quede suave y deja que se enfríe por completo.

4. En un procesador de alimentos pulveriza las avellanas hasta que se forme una pasta. Agrega el aceite, el azúcar, la cocoa, la vainilla y la sal y continúa procesando hasta que quede tan suave como sea posible. Añade el chocolate derretido, mezcla bien y después cuela la mezcla para remover los pedazos de avellana que pudieran haber quedado.

5. El resultado será una mezcla delgada y un poco líquida, pero se irá espesando conforme se enfríe. Guarda la mezcla en un recipiente resellable y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Guarda hasta por 2 semanas. ¡Después disfrutarla! 




Cosas que puede hacer para cambiar tu foto por siempre

miércoles, 14 de agosto de 2013
#1. Sigue la regla de terceros
Es una regla general de composición que se basa en la teoría de la proporción dorada. Colocar al sujeto descentrado crea una imagen interesante y dinámica. Imagina tu foto dividida en tres secciones horizontales y verticales.  Para componer una toma bien balanceada y descentrada, coloca tu sujeto cerca de las intersecciones de esas líneas de la cuadricula imaginaria. Alinear una foto con estos puntos crea más tensión, energía e interés en la foto que simplemente colocar las características en el centro.

#2. Acércate
Si encuentro un sujeto interesante, ¡acércate! De cerca puedes mostrar detalles reveladores. Pero no te acerques demasiado o tus fotos van a quedar borrosas. La distancia mínima de enfoque es más o menos 3 metros, o un paso alejado de la cámara.
#3. Prueba angulas inusuales
Cambiar tu posición para enfatizar o exagerar que tan grande o pequeño es tu sujeto. Intenta girar tu cámara 45 grados antes de sacar una foto o en lugar de sacarla a la altura de vista, arrodíllate o acuéstate en el piso para conseguir una toma más interesante.
#4. Usa líneas principales
Selecciona un ángulo en el que las líneas naturales de la escena conduzcan los ojos. Puedes encontrar tal línea en una calle, un cerco o hasta en una sombra. Las líneas diagonales son dinámicas. Las líneas curvas son más elegantes.

#5. Enmarca tu sujeto
Intenta encuadrar tu foto con objetos en primer plano para agregar profundidad a la imagen.
#6. Evitar fondos desordenados
Usa fondos simples, un fondo simple resalta el sujeto que se está fotografiando. Cuando miras por el visor de la cámara, oblígate a estudiar el área que rodea tu sujeto: muévete, acuéstate…
#7. Busca reflejos y sombras interesantes
Dan un toque artístico a una foto simple. Pueden proporcionar contraste significativo o profundidad.
#8. Saca muchas fotos
Es muy importante; es solo espacio digital, ¡puedes sacar un montón de fotos!


#9. Comprueba la configuración de la cámara
Es importante de bien conocer a todos los funciones de tu cámara para usarlo de manera específica o en el buen tiempo.