Mostrando entradas con la etiqueta cocina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cocina. Mostrar todas las entradas

EL MATE: ¡En la valija de una Au Pair!

jueves, 21 de agosto de 2014

Siempre que viajamos a distintos lugares del mundo, buscamos, entre muchas otras cosas, conocer la cultura de esa gente, entender y formar parte  de sus costumbres y tradiciones. Pero además, nos sentimos más orgullosos que nunca de nuestras historias, nuestros lugares y de aquellas cosas que nos identifican como de un país. Por la eso es importante llevar todas estas cosas de la cultura propia para compartirla con la nueva familia durante la experiencia Au Pair.


Hoy, les contamos sobre el “mate, una costumbre de los argentinos, que no dudan en llevar a través del mundo con sus viajes. Esta tradición, que se originó en las tribus guaraníes en el territorio actual de Paraguay y las provincias argentinas de Corrientes y Misiones, sigue vigente hasta la actualidad y es compartida por todas las generaciones de este país (y de algunos otros como se cuenta más adelante).

¿Qué es el mate y de dónde viene?

El “mate” es una infusión hecha con las hojas  de la planta yerba mate (Ilex paraguaiensis),  proveniente de las cuencas del Río Paraná, Río Paraguay y Río Uruguay. Luego de que estas plantas sean secadas, cortadas y molidas, se forma la yerba, que posee un sabor amargo. Es por esto que según los gustos de cada persona, se endulce o no la infusión, ya sea con azúcar, stevia, miel o edulcorante. Además se le puede dar sabor a través de otras hierbas, como por ejemplo peperina, o quizás también con cascaritas de naranja o pomelo secas.
Esta infusión se ceba en un recipiente, que es conocido como “mate” y que puede estar hecho  de muchas formas. El más tradicional, está realizado a base de calabaza curada, pero también existen de madera, cuero, porcelana, sillicona, vidrio, entre muchos otros materiales más, ya que a lo largo del tiempo se han ido desarrollando muchísimas formas de fabricar este utensilio.
El mate se toma con bombilla y a muy altas temperaturas, el agua debe estar caliente, ¡pero no hervida! ¡OJO!

Esta infusión fue una de las nuevas cosas con las que se encontraron los españoles al llegar a América para su conquista, al igual que la papa, el tomate, la mandioca, entre otras. Los conquistadores se sorpendieron de la cantidad de veces por día que ingerían esta infusión y además, durante un tiempo, la prohibieron porque consideraban que la yerba mate era una “hierba del demonio”, hasta que comprobaron que los hacía más fuertes y que muchas veces reemplazaba las comidas.



“¿Tomamos unos mates?”

El mate es actualmente mucho más que una bebida típica de los pueblos originarios de los territorios argentino y paraguayo. “Tomar un mate” se ha convertido en una actividad social, implica reunión, amistad y familiaridad. Compartir esta infusión es considerada por antropólogos una tradición que empareja las clases sociales y existen hasta significados del mate según como el mismo fue cebado durante una ronda:
1.- Frío: desprecio
2.- Lavado (sin gusto): desgano
3.- Hervido (muy caliente): envidia
4.- Cebado por la bombilla (se calienta el metal): odio
5.- Servirlo al de la izquierda: falta de respeto
6.- Con ruda: matecito "para el amor"
7.- Bombilla tapada (no se puede tomar): enamorado
8.- Con espuma: aprecio
9.- Con cedrón: daño del corazón
10.- Primer mate: mate para el tonto. Siempre al primer mate lo toma el cebador
11.- Amargo: Lealtad y franqueza

El mate se toma en la actualidad en distintos lugares de sud América: Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia y Brasil. Asique, si sos argentino, o de alguno de estos países donde se toma mate y estás de intercambio o de viaje por el mundo no dejes de hacérselo probar a todos los que no lo conocen, ya que es una infusión muy querida por el pueblo, pero además un “enlace con la tierra” y con la cultura de este país.




Crema de cacao con avellana untable

martes, 20 de agosto de 2013




Prepara tu propia, y mucho más sana, versión de la deliciosa crema de cacao con avellana y úntala en una rebanada de pan o cómela a cucharadas








Ingredientes

•    (2 tazas)
•    1 taza de avellanas
•    340 gramos de chocolate con leche, picado
•    2 cucharadas de aceite de canola
•    3 cucharadas de azúcar glass
•    1 cucharada de cocoa en polvo
•    ½ cucharadita de extracto de vainilla
•    ¾ cucharadita de sal

Preparación

1. Precalienta el horno a 176ºC.

2. Acomoda las avellanas en una sola capa sobre una charola para hornear y tuéstalas en el horno durante aproximadamente 12 minutos, hasta que se hayan dorado un poco. Envuélvelas en una toalla de cocina y frota vigorosamente para quitar tanta piel como sea posible. Deja que se enfríen por completo.

3. Derrite el chocolate en una olla a baño maría o en el microondas. Revuelve hasta que quede suave y deja que se enfríe por completo.

4. En un procesador de alimentos pulveriza las avellanas hasta que se forme una pasta. Agrega el aceite, el azúcar, la cocoa, la vainilla y la sal y continúa procesando hasta que quede tan suave como sea posible. Añade el chocolate derretido, mezcla bien y después cuela la mezcla para remover los pedazos de avellana que pudieran haber quedado.

5. El resultado será una mezcla delgada y un poco líquida, pero se irá espesando conforme se enfríe. Guarda la mezcla en un recipiente resellable y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Guarda hasta por 2 semanas. ¡Después disfrutarla! 




Cake Balls de chocolate y fresas

viernes, 26 de julio de 2013

Ingredientes para las bolitas de chocolate y fresas (25 unidades aproximadamente)

Bizcocho de chocolate
•    100g de mantequilla
•    100g de azúcar moreno
•    70g de harina
•    30g de cacao puro en polvo
•    1 cucharadita de levadura
•    2 huevos
•    ½ cucharadita de aroma de vainilla

Crema de fresas
•    2 cucharadas soperas de mantequilla a temperatura ambiente
•    2 cucharadas de azúcar glas
•    1 cucharadita de fresa en pasta o de pure de fresa natural o congelada

Para la cobertura
•    200g de chocolate negro fondant
•    Bolitas de colores

Elaboración del cake balls de chocolate y fresas
•    Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde de unos 10-15cm de diámetro.
•    Para elaborar el bizcocho tamizar los ingredientes secos (harina, cacao y levadura) y reservar.
•    Mezclar la mantequilla y el azúcar.
•    Agregar los huevos uno a uno.
•    Incorporar en dos adicciones los ingredientes secos con movimientos suaves y envolventes hasta tener una mezcla homogénea.
•    Hornear a 180ºC durante unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.
•    Dejar enfriar el bizcocho en una rejilla.
•    Para la crema de fresas tamizar el azúcar glas y mezclar con la mantequilla y con la fresa y batir hasta tener una textura bien incorporad, reservar.
•    Una vez frío desmenuzar el bizcocho y hacer migas y agregar una par de cucharaditas de la crema de fresas y mezclar bien con una espátula o con las manos hasta que las migas consigan una textura ligeramente húmeda.
•    Formar bolitas con las manos.
•    En un bol apto para microondas derretir el chocolate a intervalos de 30 segundos a baja potencia, ir comprobando en cada intervalo hasta que se derrita el chocolate y mezclar bien, dejando que temple durante 5 minutos.
•    Con un palito de brocheta pinchar las bolitas y sumergirlas una a una en el chocolate, dejándolas escurrir en una rejilla para retirar el exceso y espolvorear con bolitas de colores.

¡Recetas dulces y divertidas!

viernes, 4 de enero de 2013
Cocinar con los chicos es fácil y divertido para hacer mientras dure tu experiencia como Au Pair. Hoy les proponemos hacer una torta que nunca pasa de moda y no necesita horno :=)
Se preparara muy rápido y pueden hacerla los peques de la casa decorándola a su gusto con caramelos, confites y obleas.


Ingredientes

2 paquetes de galletas cuadradas de vainilla
1 tableta de chocolate para postres
½ litro de leche
4 huevos
75 gr de azúcar
1 cucharada de harina
1 vaso de leche
Confites o caramelos para decorar



¿Cómo la hacemos?    

1. Poner en una cacerola la tableta de chocolate cortada en pedazos y fundirla suavemente. 


2. Por otro lado, mezclar los huevos junto con la leche, la harina y el azúcar. Añadir esta mezcla al chocolate y revolver hasta obtener una crema espesa.
 

3. Sacar del fuego y batir unos segundos con la batidora, de esta forma nos quedará una crema más fina.
 

4. Poner el vaso de leche fría en un plato y mojar las galletas ligeramente antes de ir colocándolas en una bandeja o fuente.
 

5. Poner una capa de galletas, encima un poco de la crema de chocolate. Encima ponemos otra capa de galletas, luego otra de chocolate y así hasta terminar con una capa de chocolate.
 

6. Guardamos en la heladera. Una vez fría adornar con los caramelos o confites.